Advancing excellence in laboratory medicine for better healthcare worldwide

PSEP Report Dr Ku in Spanish

IFCC Programa de Intercambio Científico Profesional

Reporte PSEP

"Optimización y Evaluación de un Nuevo Reactivo de HbA1c en Analizador Químico Siemens ADVIA 2400."

Autor:
Ku Chulim, Carlos Alberto
. QFB
Candidato al grado de Especialista en Bioquímica Clínica
Universidad Autónoma de Yucatán
Hospital Centro Médico de las Américas
Mérida, Yucatán. México.

INTRODUCCION
Validación de métodos analíticos en el laboratorio

La ISO (International Organization for Standardization, por sus siglas en inglés) define la palabra validación como la confirmación por medio de examinaciones y provisión de evidencia objetiva que los requerimientos particulares para un uso específico previsto de un método se cumplen.1 Esto significa que una investigación detallada ha sido llevada a cabo y da evidencia de que un método analítico, cuando es aplicado correctamente, produce resultados adecuados así como confirma la efectividad del método analítico con un alto grado de exactitud. Por tanto, el principal objetivo de la validación es valorar las características analíticas y de desempeño de los métodos y asegurar que los niveles requeridos de estas características sean alcanzados. En el laboratorio clínico esto significa que los resultados de las mediciones se conviertan en herramientas diagnósticas, terapéuticas y profilácticas efectivas.2

Actualmente se reconoce a nivel mundial, que la validación de métodos es un componente importante en cualquier laboratorio involucrado en el desarrollo y establecimiento de métodos estandarizados. Hoy día, existen gran cantidad de organizaciones de renombre mundial que ofrecen lineamientos y guías en el campo de validación de métodos y temas relacionados.1

Cuando se establece un nuevo método en el laboratorio clínico, la validación de métodos es un requisito de la ISO 17025 e ISO 15189. La aplicación de estas herramientas para los procesos de  validación y verificación dan como resultado:

  • La bases para la creación de programas para la gestión de la calidad.
  • La base para el cálculo de la incertidumbre de las mediciones y para la demostración de la trazabilidad y comparabilidad de los resultados de las mediciones.

Los resultados de las mediciones analíticas tienen un gran impacto en la práctica diaria el laboratorio clínico, y pueden definitivamente y a veces incluso fatalmente, influir en la salud, la calidad de vida e incluso la vida misma del paciente. La validación provee definitivamente datos necesarios acerca la incertidumbre (intervalo de confianza) de los resultados de las mediciones.2

El proceso de validación de un método se realiza en diferentes situaciones, por ejemplo: cuando un nuevo método se establece en el laboratorio, durante su adquisición y antes de la aplicación de un nuevo sistema de medición analítica, cuando un nuevo (diferente) estuche de diagnóstico se adquiere, cuando un problema de fondo es evidenciado por el control de calidad, y cada año después de la última validación (revalidación).2

Existen diferentes procedimientos de validación dependiendo del tipo de método a validar. El plan de validación para métodos de medición de pruebas cuantitativas se aplica a métodos desarrollados por un laboratorio o métodos adoptados de otro laboratorio. En esta instancia, un plan de validación mucho más extenso y exhaustivo debe ser aplicado, dentro de dicha evaluación se incluye: precisión (repetitividad, reproducibilidad), recovery-bias, linealidad, límite de detección, interferencias y comparación con otro método.2

HbA1c

La Hemoglobina A1c (HbA1c) es considerada un marcador para determinar el promedio de los niveles de glucosa en sangre de los aproximadamente 120 días previos al tiempo de vida de los eritrocitos. Recientemente, ha sido demostrado que el nivel de HbA1c refleja precisamente mejor el promedio de la concentración de glucosa en los últimos 28 días que los pasados 120 días.3 Por otra parte, el valor de HbA1c es reconocido como el estándar de oro para el control de la glicemia a largo plazo.4 Sin embargo, en los últimos años el uso de HbA1c para pesquisa y diagnóstico de la Diabetes Mellitus (DM) ha incrementado, llevando a la recomendación por la Asociación Americana de Diabetes (ADA) y las principales instituciones relacionadas a un nivel de HbA1c de 48 mmol/mol (6.5%) como punto de corte diagnóstico en conjunto con el perfil de los pacientes.5

Hoy día es posible clasificar los métodos dependiendo del principio analítico usado para determinar la HbA1c: éstos pueden estar basados en diferencias de cargas [Cromatografía Líquida de Alta Resolución (HPLC) y Electroforesis] o en diferencias estructurales (inmunoensayos, cromatografía de afinidad a boronato, enzimáticos).3 Ya que la prueba de HbA1c tiene una alta demanda en el laboratorio clínico, es necesario implementar métodos que produzcan resultados mejor interpretados y con una alta reproducibilidad, eficiencia, alto rendimiento y con una buena relación costo-eficiencia.6, 7 Por lo tanto los inmunoensayos y el HPLC son actualmente los métodos más usados para la medición de HbA1c.8

Estandarización de los ensayos de HbA1c

Actualmente, existen más de 100 métodos disponibles para la medición de HbA1c y es de vital importancia que todas ellas estén estandarizadas.8 Independientemente del principio analítico, tipo de muestra o ubicación de las pruebas, es recomendado que el método analítico utilizado esté certificado por el Programa Nacional para la Estandarización de la Glicohemoglobina (NGSP) y debe reunir las especificaciones analíticas trazadas en 2011 por las guías de la Academia Nacional de Bioquímica Clínica (NACB) de los Estados Unidos.3 El desempeño analítico de la HbA1c ha mejorado desde 1996 cuando el programa de la NGSP fue introducido. La mejora se hace evidente en el decremento de la variabilidad entre métodos al igual que la mejora de la exactitud entre ellos.9

Por otro lado, en 1995 la Federación Internacional de Química Clínica (IFCC) estableció un grupo de trabajo (GT) para la estandarización de la HbA1c. El GT a diferencia de la  NGSP tuvo como objetivo primario desarrollar un verdadero método de referencia para la HbA1c; dicho objetivo fue alcanzado y de igual forma desarrolló materiales primarios de referencia de HbA1c pura y HbA0.8

Resumiendo, las redes de la NGSP y la IFCC tienen roles complementarios en el proceso de estandarización de la HbA1c, juntos forman una base sólida para establecer la exactitud y la confiabilidad de la medición de HbA1c en la muestra del paciente en un laboratorio clínico en cualquier parte del mundo.8

OBJETIVO
El objetivo de la estancia realizada como parte del programa de intercambio de la IFCC fue el de evaluar el desempeño analítico de un nuevo reactivo, desarrollado por los laboratorios Axis Shield (Dundee, Scotland),  basado en un inmunoensayo para la determinación de HbA1c en el analizador químico ADVIA 2400 comúnmente usado en el laboratorio clínico.

MATERIALES Y METODOS
Reactivos y muestras

En este trabajo se utilizó un nuevo reactivo  para la determinación de HbA1c gentilmente proporcionados por los laboratorios Axis Shield, con los correspondientes controles y calibradores.

En cuanto a las muestras sanguíneas utilizadas, se obtuvieron del Hospital San Raffaele. La selección de muestras para el desarrollo del trabajo se hizo en base a las características requeridas para cada protocolo que se desarrolló con relación a la evaluación del nuevo reactivo.

Diseño del estudio

Para la evaluación del nuevo reactivo de HbA1c se siguieron varios protocolos publicados por el Instituto de Estándares para el Laboratorio Clínico (CLSI): EP5-A210, EP17-A211, GP-44A12, EP9-A313, EP6-A14, EP10-A315 y EP7-A216.

Los estudios de sensibilidad funcional, reproducibilidad, recobro de materiales de la NGSP, estabilidad del reactivo de lisis, estabilidad de controles y calibradores con ciclos de congelación-descongelación, estabilidad de muestras sanguíneas lisadas con ciclos de congelación-descongelación, estabilidad de controles y calibradores después de reconstitución, arrastre, precisión total, estabilidad del reactivo a bordo del equipo,  linealidad, comparación de métodos, interferencias por altas concentraciones de mensurandos (bilirrubinas, triglicéridos, HAMA, factor reumatoide, acetíllsalicilato, cianato de sodio, ácido ascórbico y urea), interferencia por variantes de hemoglobina y reproducibilidad lote a lote fueron aquellos que se llevaron a cabo mediante el seguimiento de los protocolos de la CLSI mencionados anteriormente y de los cuales se obtuvieron los resultados necesarios para discernir las características del desempeño del nuevo reactivo de HbA1c.

RESULTADOS
El nuevo reactivo resultó reunir los requerimientos necesarios para su uso en el laboratorio clínico, estar alineado a los materiales de la NGSP y la IFCC, ser robusto a interferencias endógenas y, de igual forma, reunir los pre-requerimientos establecidos por la NGSP.

Obtuvimos información valiosa acerca de la reproducibilidad y veracidad del sistema de medición, conociendo sus ventajas y desventajas; y por tanto,cuando el método presentó algunos problemas fuimos capaces de encontrar una solución más eficientemente.

DISCUSION
La validación de métodos nos permite saber cuál será el uso previsto de nuestro sistema de medición teniendo como objetivo el conocer la magnitud del error del método, y mediante especificaciones de calidad, saber si éste afecta la interpretación de los resultados y el diagnóstico en los pacientes; permitiendo así, concluir si el método es útil como herramienta diagnóstica.17

Las especificaciones de calidad basadas en las necesidades médicas son las que consideran que el error del método es excesivo si tiene efectos en los resultados finales y puede producir un diagnóstico incorrecto. Estas especificaciones de calidad han sido definidas a concentraciones de nivel de decisión médica, que son los niveles de concentración del mensurando en los cuales existe la mayor probabilidad de cometer algún error diagnóstico.17

Nosotros consideramos como nivel decisional para HbA1c 48 mmol/mol (6.5%),5 a bias% entre ±6 en relación a los valores teóricos de las muestras,18 y como especificaciones de calidad un CV analítico intra-serie <2.0% e inter-serie 3.0%.3.

Para verificar el funcionamiento del método de HbA1C se siguieron los protocolos de CLSI para conocer las características del nuevo método.

Con base en esto, el proceso de validación debe ser planeado cuidadosamente; primero, definiendo las especificaciones de calidad o el error permitido para el método a evaluar con base en especificaciones de calidad y posteriormente, seleccionando los experimentos apropiados para conocer los diferentes tipos de error contenidos en el método.17

CONCLUSION
El proceso de validación es un proceso que requiere de tiempo y un considerable gasto económico.

Mediante el desarrollo de este trabajo, tuve la oportunidad de conocer y evaluar un nuevo método para HbA1c siguiendo los lineamientos dictados por varios protocolos de la CLSI. Gracias a esta experiencia seré capaz de poder evaluar los métodos existentes y los nuevos métodos que se necesiten incorporar en el laboratorio clínico.

Todo mi nuevo conocimiento también me permitirá detectar problemas cuando el método ya está siendo utilizado como herramienta diagnóstica mediante la aplicación de un sistema de control de calidad que me permita evaluar el desempeño del método a largo plazo.

De manera similar, esta experiencia me servirá para realizar estudios con el objetivo de evaluar y conocer el desempeño y las características de reactivos experimentales.

 

AGRADECIMIENTOS
Quiero agradecer a la Federación Internacional de Química Clínica (IFCC), en especial al Dr. Graham Beastall y Silvia Colli Lanzi por el apoyo brindado para poder realizar la estancia de laboratorio en el Hospital San Rafael en la ciudad de Milán, Italia. De igual forma al Colegio Mexicano de Ciencias del Laboratorio Clínico, con especial atención a la Dra. Rosa Isabel Sierra Amor por la ayuda brindada en la búsqueda de oportunidades para realizar la estancia en instituciones reconocidas y al Dr. Julio Lara por ser mi mentor y ejemplo tanto académica como profesionalmente.

En virtud de la enseñanza, guía y paciencia durante mi estancia académica, a la Dra. Anna Carobene, Dr. Mosé Barbaro y la Dra. Elena Guerra porque todas las experiencias y conocimientos que he adquirido de ellos formarán parte de mi sendero hacia el éxito. Al Dr. Ferruccio Ceriotti del Hospital San Raffaele por la supervisión, los consejos y amabilidad brindados durante todo este tiempo.

REFERENCIAS

1.            Araujo, P., Key aspects of analytical method validation and linearity evaluation.Journal of chromatography. B, Analytical technologies in the biomedical and life sciences2009,877, 2224-34.

2.            Friedecký, B. S., L.; Kratochvíla, J.Validation and Verification of Analytical Methods in Clinical Laboratories; Czech Society for Clinical Biochemistry: Czech Republic, 2004; pp 1-15.

3.            Higgins, T., HbA(1c)--an analyte of increasing importance.Clinical biochemistry2012,45, 1038-45.

4.            Marinova, M.; Altinier, S.; Caldini, A.; Passerini, G.; Pizzagalli, G.; Brogi, M.; Zaninotto, M.; Ceriotti, F.; Plebani, M., Multicenter evaluation of hemoglobin A1c assay on capillary electrophoresis.Clinica chimica acta; international journal of clinical chemistry2013,424, 207-11.

5.            Agarwal, N.; Joshi, S.; Deshpande, V. K.; Biswas, D. A., Correlation between glycated haemoglobin and glucose testing for diabetes mellitus screening.Indian J Med Sci2013,67, 149-54.

6.            Weykamp, C., HbA1c: a review of analytical and clinical aspects.Annals of laboratory medicine2013,33, 393-400.

7.            Weykamp, C.; John, W. G.; Mosca, A., A review of the challenge in measuring hemoglobin A1c.J Diabetes Sci Technol2009,3, 439-45.

8.            Sacks, D. B., Measurement of hemoglobin A(1c): a new twist on the path to harmony.Diabetes Care2012,35, 2674-80.

9.            Rhea, J. M.; Molinaro, R., Pathology consultation on HbA(1c) methods and interferences.American journal of clinical pathology2014,141, 5-16.

10.          NCCLS., Evaluation of Precision Performance of Quantitative Measurement Methods; Approved Guideline-Second Edition.  NCCLS: 940 West Valley Road, Suite 1400, Wayne, Pennsylvania, 2004.

11.          CLSI., Evaluation of Detection Capability for Clinical Laboratory Measurement Procedures; Approved Guideline-Second Edition. InCLSI document EP17-A2Clinical Laboratory Standards Institute: Wayne, PA, 2012.

12.          CLSI., Procedures for the Handling and Processing of Blood Specimens for Common Laboratory Tests; Approved Guideline-Fourth Edition. InCLSI document GP44-A4Clinical Laboratory Standards Institute: Wayne, PA, 2010.

13.          CLSI., Method Comparison and Bias Estimation Using Patient Samples; Approved Guideline-Second Edition. InCLSI document EP9-A3CLSI: Clinical Laboratory Standards Institute: Wayne, PA, 2010.

14.          NCCLS., Evaluation of the Linearity of Quantitative Measurement Procedures: A Statistical Approach; Approved Guideline. InNCCLS document EP6-ANCCLS: NCCLS, 940 West Valley Road, Suite 1400, Wayne, Pennsylvania 19087-1898 USA, 2003.

15.          CLSI., Preliminary Evaluation of Quantitative Clinical Laboratory Measurement Procedures; Approved Guideline-Third Edition. InCLSI document EP10-A3CLSI: Clinical and Laboratory Standards Institute, 940 West Valley Road, Suite 1400, Wayne, Pennsylvania 19087-1898 USA, 2006.

16.          CLSI., Interference Testing in Clinical Chemistry; Approved Guideline-Second Edition. InCLSI document EP7-A2CLSI: Clinical and Laboratory Standards Institute, 940 West Valley Road, Suite 1400, Wayne, Pennsylvania 19087-1898 USA, 2005.

17.          Brambila, E.Validación y Verificación de Sistemas de Medición en el Laboratorio Clínico; Universidad Autónoma de Puebla: Puebla, México; pp 1-23.

18.          Rohlfing, C. L.; Parvin, C. A.; Sacks, D. B.; Little, R. R.; Committee, N. S., Comparing analytic performance criteria: Evaluation of HbA1c certification criteria as an example.Clinica chimica acta; international journal of clinical chemistry2014,433, 259-63.

7. C 1 PSEP Dr KU

Carlos Ku,  Dra. Elena Guerra y Dr. Mose Bárbaro
en el Laboratorio de Estandarización, Hospital San Raffaele. Milán, Italia

7. c2 PSEP Dr KU.JPG

  Dr. Ferruccio  Ceriotti, Carlos Ku y Dra. Anna Carobene
en el Laboratorio de Estandarización, Hospital San Raffaele. Milán, Italia.

 

 

 
Website developed by Insoft Digital